Actualidad

La dictadura de Maduro lleva a mujeres a la prostitución

En un país que siendo bien gestionado y en democracia sería de los mas ricos de América del Sur está sumido en una profunda crisis que parece no tener fin si hombres como Juan Guaidó no lo impiden, el caso es que infinidad de mujeres ven en la prostitución la única manera de llevar algo de dinero a sus hogares para que sus hijos puedan comer. Ojo que no estamos hablando de grabar videos porno gratis X como llegan a hacer mujeres necesitadas en otros países y mas de una venezolana ha salido del país para ganarse la vida grabando videos porno de latinas para productoras de contenido para adultos.

Nos llama poderosamente la atención el caso de una mujer como Juana, de 50 años que vive en una pensión de tres pisos al oeste de Caracas y que ejerce la prostitución junto a su hija de 30 años, ambas vieron en la prostitución un salvavidas para sobrevivir a la crisis económica que desde hace más de tres años golpea al país del dictador Maduro.

La caída del precio del petróleo que representa el 96% de los ingresos del país ha dejado al país asfixiado con una deuda que alcanza los 160.000 millones de dólares y unido al bloqueo de las cuentas corrientes por parte del gobierno de los Estados Unido como medida de presión junto al apoyo y reconocimiento como presidente de Juan Guaído hacen que el día a día sea casi una lucha por la supervivencia, de ahí las numerosas mujeres y cada día mas que ejercen la prostitución.

Juana y su hija se ven en la obligación de trabajar 10 horas todos los días siete días a la semana, deben de convencer a los clientes del burdel de acompañarlas a una habitación durante al menos una hora si quieren ganar 100.000 bolívares (1 dólar en el mercado negro). Todo esto con una población que cada vez se refugia mas en en el porno gratis xxx de webs como videosdemadurasx.com/xxx para olvidar las penas. Con las ganancias que les deja una buena semana de trabajo 400 o 500.000 bolívares (4 o 5i dólares) las mujeres aseguran que les da para ir saliendo al paso a semejante crisis humanitaria donde si una necesita de medicamentos o incluso de algunos alimentos básicos deben de acudir al mercado negro en la mayoría controlado por el ejercito bolivariano defensores del régimen de Maduro. Por ejemplo, el kilo de carne ronda los 210.000 bolívares y él de pollo 170.000, una barbaridad para la mayoría de los ciudadanos venezolanos.

Los hijos de Juanita lleva una doble vida, explica que decidió quedarse la mayor parte de la semana en un hotel y no en la habitación con sus hijos, por temor a que descubrieran a qué se dedica y de algún modo también los alejaran de ella, el marido decidió emigrar a la República Dominicana con la intención de poder enviar algo de dinero mensualmente .., así es la vida de una familia de las muchas que hoy en día darían lo que fuera porque la cruel dictadura acabase y unas elecciones libres pudieran darle algo de luz a los venezolanos. Si bien la prostitución existe en Venezuela mucho antes de que los precios del crudo cayeran estrepitosamente, desgraciadamente mujeres como Juana y su hija Juanita aseguran haberse visto obligadas a vender sus cuerpos como consecuencia de la situación que actualmente atraviesa la nación caribeña, tendrá todo esto algún día un final?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *